Damián Fernández e Alejandro Maneiro.

Foto antigua

Historia del puerto de Carril

● Carril, donde en la primera mitad del siglo XIX comienzan a desarrollar sus actividades comerciales las primeras consignatarias locales. El diccionario Madoz (1845) recoge al respecto una precisa información sobre el Puerto de Carril en todos estos años.
● La construcción y el acabado de los muelles de atraque y espigón de Carril, que todavía conservan hoy su hermosura original, datan de mediados del siglo XIX. El proyecto fue redactado en el año 1857 y la terminación de la obra tuvo lugar en 1866. Alrededor del Puerto gira toda la actividad de Carril en esta época, tanto en el ámbito social como la vertiente económica, manteniendo esta villa una estrecha y
provechosa relación con Santiago de Compostela.
● Entonces, el Puerto de Carril es punto de arribada periódica de líneas nacionales con mercancía general, y buques internacionales con madera y ganado. Igualmente es punto de llegada del tráfico marítimo entre puertos gallegos con carga general. Y también es punto de entrada de carbón con destino al ferrocarril y a la fábrica de fundición de la villa. Precisamente en los talleres Alemparte se construye el primer barco gallego a vapor con casco de hierro.

 

La expansión de Carril

● La notable expansión del flujo emigratorio, la construcción del ferrocarril entre Carril y Santiago y el asentamiento más sólido de diversas firmas consignatarias son los tres factores que, a lo largo del último tercio del siglo XIX, impulsan la expansión del Puerto de Carril y, más tarde, motivan su relevo por Puerto de Vilagarcía.
● En cuanto a la diáspora migratoria, hay que señalar que Galicia exporta una mano de obra, a menudo en condiciones humillantes. Los países sudamericanos realizan una publicidad sorprendente, con ofertas que resultan inevitablemente tentadoras para una población que pasa hambre, y que no duda en embarcarse a la búsqueda de una vida mejor.
● Y las compañías marítimas asentadas en Carril generan el nacimiento de una burguesía identificada con el desarrollo local. Durante la segunda mitad del siglo XIX aparecen los nombres de Salvador Buhigas y Prat y Santiago Sierra, representantes de la Pacific Steam Navigation y la Compañía Vasco-Andaluza, respectivamente, así como Ricardo Urioste, representante de la Mala Real Inglesa y Ricardo Caamaño, representante de la Navegación a Vapor

Foto actual

Información obtida da páxina web do Porto de Vilagarcía.

Anuncios

Publicado el 07/05/2014 en O Carril y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s